LEXJURISPRUDENCIA
View RSS Feed

Alvaricoque

La hipersexualización de la sociedad

Valora esta entrada
by , 09/04/2016 at 21:21 (3463 Visitas)
Desde que volví a España y estrené de nuevo la soltería, suelo pasar el fin de semana haciendo deporte o aprovechando para quedar a comer o cenar con algún amigo. Hoy el día acompañaba así que después de comer hemos ido a tomar un café en una terraza. El centro estaba a rebosar de gente.

Paseando de vuelta a casa me iba fijando en la gente que me cruzaba y a la que tenía a mí alrededor, sobretodo en la gente joven. Las chicas iban en grupitos de tres o cuatro, todas muy arregladas, muchas de ellas cargando con bolsas tras la visita de rigor a las tiendas de ropa que abarrotan el centro. Trasmitían seguridad y esa altivez propia de la mujer occidental que sabe que tiene el mundo a sus pies.

Periódicamente aparecían grupitos de onvres. Se colocaba detrás de las chicas, cuchicheaban, las miraban de reojo y mostraban una mezcla entre nerviosismo y euforia. Iban ataviados con esos ridículos looks metrosexuales que tanto abundan hoy en día. Por un momento recordé la película “Mallrats” (ratas de centro comercial): una hilarante muestra de la degradación social, en la que nos enseña como la juventud dedica su tiempo libre a consumir y no hacer nada en los centros comerciales. Hoy en día el centro de las grandes ciudades no difiere mucho de un centro comercial.

La hipersexualización de la sociedad actual es algo cada vez más palpable y está afectando a las relaciones sociales y a los intereses de la gente joven. Asistimos a dos patrones: por un lado la creciente sexualización de las niñas y adolescentes, que se traduce en una influencia del sexo en el comportamiento, el lenguaje, los hábitos de consumo así como el aumento de la promiscuidad que incide sobre la oxitocina impidiendo que la mujer pueda generar un vínculo solido que le permita formar una familia; por otro lado tenemos la influencia de la pornografía en los hombres.

Hace poco más de un año salía a la luz un estudio en el que el instituto alemán Max Planck alertaba del peligro del consumo excesivo de pornografía y los riesgos que conlleva para la salud. El consumo de pornografía inunda el cerebro de dopamina, produciendo una sensación de placer. El cerebro mientras tanto reduce su actividad en los centros de recompensa.

Además, ver demasiada pornografía también modifica el tamaño de la materia gris: Esta zona del cerebro es la correspondiente a la corteza cerebral y en ella se asientan las funciones superiores intelectuales y abstractas.

Se produce el llamado Sistema Delusional de la Adicción, que conlleva distorsiones en el pensamiento del tipo: Catastrofización (el adicto adquiere una actitud de victima frente al mundo) , dificultad para abrir la mente y considerar otros puntos de vista, mortificación, pensamiento blanco y negro, impaciencia e intolerancia, soberbia y grandiosidad (la personalidad del adicto regresiona a la adolescencia)

Asistimos a una sociedad de hombres con cada vez menos conciencia y mujeres incapaces de establecer vínculos solidos que le permitan formar una familia. Hombres con menor capacidad de razonar y con pensamientos que en muchos aspectos están cada vez más feminizados. Hombres con cada vez menos interés por nada que no sea el sexo y todo lo que lo rodea. Hombres que se refugian en el porno cada vez más (60% de los consumidores masculinos tienen entre 18-35 años) ya que las mujeres son cada vez más inaccesibles.

Resumiento: una sociedad de adictos al coño sin capacidad de razonar y con un pensamiento feminizado, y de empoderadas hipergámicas sin vinculos emocionales sólidos más allá de los que establezcan con su gato.


Fuentes:

JAMA Network | JAMA Psychiatry | Brain Structure and Functional Connectivity Associated With Pornography Consumption:XXThe Brain on Porn

El cerebro del Adicto - Adicciones.org

Sistema Delusional de la Adicción - Adicciones.org
Yorick, Jaume, Dr Manhattan y 14 otros dan las gracias.

Actualizado 09/04/2016 a las 21:49 por Alvaricoque

Categorías
Sin catalogar

Comentarios

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
  1. Avatar de margal2009
    • |
    • permalink
    El objetivo es la frustración. Ya sea premeditada o no.
    Te lanzo grandes dosis de sexo y pornografía, mientras tu no follas. Eso es un desgaste psíquico muy importante porque crea una frustración inmensa y la persona termina amargada.
    Es un querer y no poder. De ahí que muchos hombres estén enganchados al porno, porque es su única vía de escape a ese malestar.


    Por algo mi instinto y mi intuición siempre me han alejado de la pornografía. Personalmente no le encuentro gracia ni chiste, igualmente cada uno es libre de consumirla o no. Siempre me gustó hacer las cosas en la realidad en lugar de la fantasía aunque sea pagando, pues es mucho más redituable en todo sentido a comparación de todo lo otro, incluido este tema del porno.
    Dan las gracias: Xakinavaja
  2. Avatar de DR. JONES
    • |
    • permalink
    Lo de la frustración generalizada no es solo cosa de la pornografía. Es en todo en general. Frustración por no follar, si follas por no viajar, si viajas por no tener pareja, y si tienes pareja por no ser un soltero guay profesionalmente exitoso, y si no será por tener un coche de mierda.

    La publicidad es frustrarte, frustrarte, frustrarte sin parar. Hacerte aflorar inseguridades y malestares absurdos para que seas un pelele consumista.

    Y la publicidad es TODO. No solo el típico "compre esto". Es todo un engranaje que incluye música, cine, etc. No se venden productos, se venden estilos de vida en auténticos packs.
    cesard, Dev-em, bluesman y 4 otros dan las gracias.
  3. Avatar de MadSkunk
    • |
    • permalink
    Yo puedo decir que a mis 22 años soy adicto al porno, lo sé porque he intentado no ver porno aunque sea por una semana y no puedo...acabo cayendo. Aunque me masturbe, al final noto que me falta algo y vuelvo al porno.

    Tiene sentido, porque sí que he pasado unos 4 días sin ver porno y notas como piensas menos en mujeres y las idealizas menos. Está claro que el consumidor diario de porno promedio piensa todos los días en que debe encontrar una mujer para follar y tener novia.

    Empiezo a estar de acuerdo con la gente que piensa que el porno es nocivo, sobre todo para los que empezaron a verlo a muy temprana edad como a los 10 años como yo. El hombre que nunca ha visto porno con ver una teta ya se calienta, yo en cambio eso no me basta, necesito más estímulo visual y eso me preocupa.

    Mi plan para el futuro es ir de putas regularmente y dejar el porno para situaciones ocasionales.
Página 2 de 2 PrimerPrimer 12