LEXJURISPRUDENCIA
View RSS Feed

Alvaricoque

No vivais cabreados

Rating: 3 votes, 5,00 average.
by , 05/01/2017 at 23:53 (1291 Visitas)
Esta pequeña anécdota servirá para ejemplificar el título del mensaje

Por poneros en antecedentes: amiga de la familia de cincuenta y pocos, divorciada desde hace por lo menos veinticinco años ( el marido la dejó por otra) con una hija en común de unos veiticinco ya emancipada. Desde que era crío la recuerdo viniendo a casa de la mano de algún nuevo novio para presentárselo a mis padres. Pasados unos años los novios dejaron de venir y venía ella sola. No consiguió carapadre para reemplazar al marido y se quedó eternamente soltera hasta la fecha viviendo con su gato y con la hija cuando le tocaba.

En sus buenos tiempos la chica no estaba mal, al menos lo que recuerdo. Ojos azules, rubia natural, una chica que no entraba dentro del promedio de la española típica. No llegué a conocerla en profundidad pero siempre me pareció una mujer agradable pero con una mirada triste. La última vez que la ví hace un año, a pesar de la edad, no tenia mal aspecto, de hecho aparentaba fácil cuatenta y pocos. Pero eso sí, la mirada triste y agria ahí seguía.

Considero que tengo un buen modelo paterno que me ha dado y me sigue dando buenas lecciones vitales. Mi padre es en esencia todo un MGTOW con un par de huevos bien puestos, que sin comerlo ni beberlo ni pretenderlo embarazó a mi madre y le tocó apechugar con las consecuencias desde muy jóven. Le tocó renunciar a algunos de sus sueños. Fué duro pero le salió bien y logró y sigue logrando un equlibrio entre la familia, su vida y sus aficiones que mi madre jamás pudo romper. Ya sabemos todos como son las mujeres.

De vez en cuando tiene frases estelares muy gráficas, y ahí es dónde entra la historia de la cincuentona. Me cuenta que hace poco fué con mi madre a tomar un café con esta mujer y que le impactó la actitud que mostraba. Literalmente me dijo: "Es una desgraciada que vive cabreada desde que se divorció y no ha echado mas de cinco polvos en veinte años"


Esa frase me ha hecho pensar. Todos los aquí presentes tenemos un pasado con alguna o algunas situaciones amargas con el otro sexo. Es algo normal y superarlo lleva su tiempo. El problema viene cuando empiezas a recrearte y a lloriquear y de ahí no sales

Todos los que estamos aquí tenemos mucha suerte. Se nos ha abierto la posibilidad de enfocar nuestra vida de otro modo y de obtener un aprendizaje con el que muchos sueñan y jamás alcanzarán.

No vivais cabreados. Nosotros no tenemos oxitocina ni una biología que nos ate emocionalmente a experiencias relacionales traumáticas. Tenemos la gran ventaja de que podemos controlar nuestras emociones en mucha mayor medida que ellas, no somos más que nosotros mismos con nuestras comeduras de coco y podemos elegir mandarlas a la mierda cuándo queramos. Podemos elegir desde hoy no volver a quejarnos por lo que no podemos controlar.

Iros de putas, salir a divertíos y restadle importancia a las mujeres y a los onvres. Dad las gracias por la preciada información que manejamos, reios y mirad si estais orgullosos de quien sois, al final eso es lo único que importa. Si no ya sabeis lo que hay que hacer.

Yo por lo pronto como regalo de reyes voy a darme un masaje thailandés que tengo mucha tensión que liberar

Un abrazo virtual a todos
dunsany, Jigsaw, LordLuxor y 21 otros dan las gracias.
Categorías
Sin catalogar

Comentarios

  1. Avatar de harry haller
    • |
    • permalink
    No te falta razón, yo vivo de esa forma, intentando no cabrearme, de que sirve?
    Cabrearse para lo unico que vale es para disgustarse, comerse la cabeza, cuando puedes usar ese tiempo en algo mas productivo.
    Relativizar todo es una forma de sobrellevar las cosas
  2. Avatar de james dream
    • |
    • permalink
    Para comprender mejor estos menesteres y la conveniencia de vivir sin odio, sin rencor y sin resentimientos, es decir con libertad e independencia real, recomiendo el libro "Dejar ir, el camino de la entrega", de David R. Hawkins.
    Dan las gracias: el_cirujano
  3. Avatar de Nº13
    • |
    • permalink
    Totalmente de acuerdo compañero. Si yo hubiera tenido que "guardar luto" por cada desengaño que he tenido con las mujeres, antes de los 30 años hubiese tenido que meterme a monje en un monasterio de clausura católico.
    Hay que aceptar la vida y a las personas como son, y seguir tu propio camino sin molestar a nadie. Es inútil intentar cambiar a las personas, eres tú el que ha de cambiar, haciéndote más fuerte.
    Es mucho mejor ser un Hombre Libre que tener que aguantar a una petarda toda la vida.
    Dan las gracias: el_cirujano
  4. Avatar de Eljuego es despertar
    • |
    • permalink
    Es cierto, cuando vives cabreado toda tu vida está condicionada, y cuando superas la situación te das cuenta de que todo ese tiempo no sirvió para nada mas que para pasarlo mal.

    Hay que hacer lo posible por superar las situaciones cuanto antes, cuando nos enfadamos por algo que nos ha pasado en la vida y que nos ha dolido es como si ese enfado fuese a cambiar algo de la situación, cuando la realidad es que solo nos engañamos a nosotros mismos, hay que hacer lo posible por disfrutar la vida, un abrazo.
    el_cirujano, james dream y Loboandaluz dan las gracias.
  5. Avatar de astur_burbuja
    • |
    • permalink
    Volcad vuestra energia en hobbies, viajes, amigos, y putas, muchas putas...

    Incluso a los que teneis pasado PUA en el Metodo, os recomendaria de vez en cuando alternar las putas con el sargeo, para que veais la evolucion (involución mejor) del mundo de la noche y de las relaciones...Nunca esta de mas para un Leon afilar sus dientes y cazar su propia comida.
    Xakinavaja, chapulinzote y Loboandaluz dan las gracias.
  6. Avatar de mini_cateto
    • |
    • permalink
    Y tienes toda la razón. Me puedo cabrear porque no me sale trabajo, pero no por culpa de las mujeres o las emociones. Mientras halla dinero hay putas, y si no la mano.
  7. Avatar de Lucky Luke
    • |
    • permalink
    Lo básico, lo esencial lo solemos dar tan por sentado que a menudo lo pasamos por alto.

    Un buen consejo y algo a tener siempre presente.